Endometriosis

La parte interna del útero esta cubierta de una capa llamada endometrio, y es la que normalmente la mujer menstrua cada mes. La presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina es conocida como endometriosis. Los sitios donde suele estar generalmente son dentro de la pelvis, y pueden ser:

   Ovarios

   Trompas,

   Superficie del Utero

   Vejiga y ureteros

   Intestino grueso o delgado (incluyendo el recto)

La endometriosis ataca la cubierta de estos órganos llamada peritoneo, y ahí sufre cambios semejantes durante el ciclo menstrual a los que sufre el endometrio que se encuentra dentro del útero. Estos cambios en los sitios de endometriosis ocasionan que se ocasione inflamación, hemorragia, cicatrización y por lo tanto DAÑO.

Esta presente dependiendo de la región desde el 44% al 80% de las pacientes con esterilidad; y en el 40% de las pacientes con dismenorrea (Dolores durante la menstruación). Hay otras mujeres que experimentan dolor importante a la relación sexual o que presentan un dolor cíclico sobre todo en el periodo menstrual o cercano a este en alguno de sus ovarios. Aunque existen muchas mujeres que no tienen síntomas

La forma de hacer el diagnóstico normalmente es sospechándolo por la historia clínica y la exploración física. Pero la única forma de saberlo con certeza es con procedimientos quirúrgicos como la laparoscopia. Durante este procedimiento y dependiendo también de la experiencia del cirujano en ocasiones hay que tomar biopsias de las áreas afectadas.

Los tratamientos son muy variados y han cambiado con el transcurso del tiempo pero los más útiles actualmente son los tratamientos médicos a base de hormonas inyectadas (Análogos de GnRH), hormonas tomadas (como anticonceptivas o danazol). Los tratamientos quirúrgicos que buscan extirpar o destruir los focos de endometriosis (laparoscopia es el mas aceptado). Hoy se ha demostrado que el mejor tratamiento es aquel que combina tanto el tratamiento médico como el quirúrgico.

Después del tratamiento se debe de seguir un control riguroso por la posibilidad de recidivas, las cuales son muy frecuentes.